martes, 24 de febrero de 2009

Fabio Antonio Pabón Márquez


Fabio Antonio Pabón Márquez
.
" Curandero Tango"
.
.
CURANDERO TANGO.

Peregrino en el frío de la noche,
Camino por la orfandad de mis delirios,
Y el invierno de la pena me acongoja,
Y al proseguir errante
" se arrastra poco a poco el corazón"
Y golpeo en las puertas de la vida,
Pero esas puertas desiertas no me abren.
Y cansado de soledad prosigo herido,
Como sombra viajando en el vacío,
Sin la hoguera de un amor que me acompañe.

Pero suena mi alma de poeta,
De que llegara entre corolas la ocasión,
Cuando el Tango que es brujo y Faraón,
El curandero, el curador de la tristeza,
Me abre el portón de la ilusión.
¡Para curar mi locura de bohemio!
Con su jarabe que sabe a bandoneón.
...
PARA GARDEL

Se vestía de negro mi Tanguero y entre suspiro y Tango
Escribía poemas de esperanza que guardaba en los albuns del recuerdo.
Y en noches de luna bandoneaba tratando de enternecer las arduas penas.
Y entre mates de embrujo la nostalgia milongeaba por el dolor del alma.

Traía la luz del sol en su mirada y perfume de Pampa en el aliento
Y era preciosa su sonrisa que incendio de pasión al sentimiento.
Mi Tanguero era un Dios, la extravagancia del Tango,
La aurora, poesía, la música infinita que complementa al verso.

En Medellín del alma,
Lagrimeando por las rutas que dejo su silencio,
Lo recuerda diariamente el corazón de la bohemia,
Y en el jardín del tiempo, lloran la pena de su adiós las azucenas.
Mi Tangero es eterno!
...
RECUERDOS DE MI TANGO.

Verraco estaba el Tango, el glorioso de mi barrio!
En Medellin, Colombia quemaba al corazón,
Perdido en las promesas que hicieron tus palabras,
Allí baile yo el Tango de mi primer amor.

En un rincón del alma hoy traigo los pesares,
Las penas, las angustias, que el tiempo me dejó,
Por eso quiero Tango dejar en tus portales
Recuerdos de otros días para tu bandoneón.

Te busco en el silencio, yo trato de encontrarte,
De revivir las horas que el viento se llevo,
Te busco en el silencio, de nuevo para amarte,
Para entregarte Tango la fe del corazón.

Con lágrimas imploro la luz de tu presencia,
¡Hay! no me dejes solo por este callejón,
Si yo te encuentro Tango dormido entre la ausencia,
Yo matare la hiedra de mi desilusión.

....

Fabio Antonio Pabón Márquez vive en San Francisco, California, U.S.A. Entre sus pasiones están la poesía, la comida y el tango, no en vano trabajo como chef en esas lejanas tierras.

3 comentarios: